Tag Archives: pasta
Cita

Espagueti con falsa carbonara

13 Oct

Bueno, seguro que lo primero que os preguntáis es: ¿Falsa carbonara? O es o no es. Pues bien, la carbonara original (Me podéis tirar de las orejas si me olvido de algo) lleva huevo, queso parmesano, pimienta negra y panceta. Bien, esta receta como lo comprobareis en breve no lleva huevo, ni panceta ni queso y, para colmo, le he puesto espinacas. Vamos, una estafa total. Vamos con la receta.

Ingredientes:
Espagueti
Jamón york
Espinacas
Leche evaporada
Ajo
Nuez Moscada
Aceite de Oliva
Sal
Pimienta negra

Elaboración:
Cocemos la pasta, por lo general suele usarse 1l de agua por cada 100g de pasta. Nada de ponerle aceite de oliva al agua, y no nos olvidemos del sal.
Mientras la pasta cuece en una sartén ponemos un poco de aceite de oliva y un ajo entero machacado, sólo para que de sabor al aceite, en cuanto empiece a tomar color lo retiramos. Añadimos el jamón cortado en tacos no muy grandes y salpimentamos. Agregamos las espinacas (En mi caso eran congeladas) y rehogamos bien. Cuándo estén ya descongeladas agregamos la leche evaporada (Podéis poner nata si os gusta más) y dejamos reducir.
Cuándo la pasta esté ya al dente la agregamos a la carbonara y mezclamos bien, servimos y a disfrutar.

 

IMG_20160817_142316.jpg

Anuncios

Pasta casera

15 Sep

No es la primera vez que teniendo tiempo en vez de utilizar la pasta seca o fresca de supermercado me pongo a hacerla yo, si es que al final, parece mentira, pero se nota un poco la diferencia. Es algo sumamente fácil de hacer. Hoy en día tenemos la suerte de poder encontrar en cualquier tienda máquinas para hacer pasta fresca, pero incluso no es necesario teniendo un rodillo a mano. Os voy a poner dos recetas diferentes, una con huevo y otra con agua. Espero que las pongáis en práctica.

Ingredientes:
100 g de harina
1 huevo L

Elaboración:
En el robot de cocina ponemos los 100 g de harina y el huevo. Vamos dando pequeños pulsos, hasta obtener migas, no puede quedar ni muy seco ni demasiado húmedo. Si queda muy seco, añadimos una cucharada de postre de agua. Si queda muy húmedo agregaremos un poco de harina. ¡¡Cuidado!! Es mejor poner poco a poco que volver a pasarse.
Una vez tengamos nuestras migas, volcamos sobre una superficie de trabajo limpia y seca y mezclamos todo bien con las manos. Ahora tenemos dos opciones, utilizar la máquina o estirar a mano.
Para estirar con máquina, hacemos un rectángulo lo suficientemente fino para que pase bien por el nivel más grueso de nuestra máquina de pasta y, ahora, a darle a la manivela!
Haremos 4 o 5 pasadas en el nivel 1 (el más grueso en mi máquina). Doblando por la mitad y repitiendo.
Cuando terminemos las 4 o 5 pasadas, vamos pasando la pasta 1 vez por cada nivel hasta obtener el grosor que deseemos, sin doblar, ahora ya dejamos que la pasta se estire a nuestro gusto, no nos olvidemos de poner un poco de harina para que no se quede pegada en los rodillos ni en los pliegues que se hacen cuando cae, pues luego para separarlos es muy trabajoso y se rompe.
Para estirar con el rodillo hacemos lo mismo, 4 o 5 pasadas estirando y doblando, aquí no añadimos harina en ningún momento.
Luego ya estiramos la pasta, da igual que salga un rectángulo perfecto o un círculo, se va a enrrollar y cortar igual. Aquí sí añadiremos harina antes de enrrollarlo para que no se nos peque, igual que con el estirado a mano.
Al llegar al grosor deseado estiramos bien la masa, enharinamos levemente y aquí se nos presentan dos opciones:
– Cortar la pasta con el utensilio de la máquina, nos saldrán unos tallarines iguales y perfectos.
– Cortar la pasta con el cuchillo, irregulares pero no por eso pierden su encanto de “Hecho por mi” que tanto nos gusta cuando tenemos invitados.

Ingredientes:
100 g de harina
75 g de agua

Elaboración:

En un bol ponemos la harina y el agua, amasamos bien, controlando que no nos quede demasiado seco ni demasiado húmedo, esto es fácil, pues estamos en contacto con la masa, y así sabemos si añadir más agua o más harina.
Retiramos del bol, tapamos con papel film y reservamos durante 20-30 minutos.
Aquí ya se repite el paso anterior con la pasta al huevo.

14273454_1074014512633979_580022278_o.jpg

 

Masa Quebrada

16 Jun

Masa quebrada.

Las pastas (o masas) quebradas tienen esa textura quebradiza que le da el nombre (obviamente!) y son ligeramente crujientes. Suelen estar elaboradas con mucha grasa, de ahí que se deshaga con facilidad. Esta masa se utiliza tanto para dulce (tartaletas de fruta o empanadillas horneadas) como para salado (quiches)
Para que esta masa quede bien, siempre se trabajará con los ingredientes FRÍOS, y, si vuestras manos son como las mias, de esas que no se enfrían ni en invierno, os recomiendo que las pongáis un rato con un poco de hielo, tampoco hace falta que las dejéis insensibles ya que esta masa se trabaja durante muy poco tiempo. Si no queréis sufrir este mal trago, podemos mezclar los líquidos con una espátula de madera.
Vamos a lo que nos interesa.

Ingredientes
200g de harina
sal
100g de mantequilla
1 huevo
2cs de agua

Tamizamos la harina y la sal en un cuenco, la frotamos con la mantequilla y quedaran como migas finas. Agregamos el agua y el huevo no muy batido. Mezclamos bien (sin manipular demasiado!!!), cuando empiece a ligar, presionamos con la mano, formamos una bola y llevamos al frigorífico más o menos 30 minutos.

Luego, a la hora de forrar el molde, estiramos la masa 5cm más grande que el recipiente, presionamos la masa sobre el fondo y las paredes y cortamos el sobrante presionando con el rodillo, es bueno dejar otra vez reposar 30 min el molde con la masa en la nevera, para que al hornear mantenga su forma.

Por cierto!!! No subo foto, la verdad es que de las veces que he hecho esta masa jamás le saqué una foto 😦 Lo siento!