Tag Archives: masa quebrada

Tarta de limón

11 Feb

304798_4368654092740_1643084289_n.jpg

Esta receta va a ser más bien fácil, sobre todo para mi a la hora de escribirla, ya que solo os explicaré dos de los tres pasos.
En los ingredientes, para quienes no sepáis hacerla, os envío directos a la receta de Masa quebrada que yo uso.
Por otro lado, un par de detalles que os explico aquí y no en la elaboración para no romper la receta:
1. La crema de limón. Aquí podemos hacerla de dos formas, una es pasando por un colador/chino la crema y eliminar la cáscara de limón y otra más rústica, sin el paso anterior, y dependiendo de lo gruesa que la rayaseis se notará más o menos a la hora de comer.
2. El merengue. Oh merengue, tú tan fino y sofisticado. Por lo general siempre se recomienda utilizar unas claras super frescas, pero, como en este caso vamos a mandar nuestro merengue al horno, es algo que podemos pasar por alto y no preocuparnos tanto por la fecha de los huevos en cuestión. Luego está el ‘Uso o no uso del cremor tártaro’. Yo personalmente si le añado unas gotas de limón, me olvido de utilizar los polvitos mágicos. Y en esta receta malo será que no podamos aprovechar unas gotitas del zumo y nos ahorremos tener que comprarlo, ya que no es algo que todo el mundo tenga en su despensa.
Dicho todo esto, que pesada soy, vamos allá!

Ingredientes:
Masa quebrada
Huevo
Limones
azúcar
Clara de huevo
Azúcar glas

Elaboración:
Empezamos por la crema de limón, en un cazo ponemos agua a calentar, y, mientras se calienta, en un bol ponemos los huevos, azúcar, ralladura y zumo de limón, batimos bien, para que quede un líquido homogéneo. Al llegar a este punto, bajamos el fuego y ponemos el recipiente encima, cuidado de que no rompa a hervir! Necesitamos que se cuaje lentamente, esto puede tardar unos 15 min, más o menos, dependiendo de lo firme que queramos la crema, y no nos olvidemos de remover constantemente.
Cuándo ya tenemos nuestra crema lista, la retiramos del fuego y aquí vienen las diferencias… Si queréis que se noten los trozos de cáscara de limón, así va perfecta, añadimos la mantequilla y removemos bien hasta tenerla totalmente incorporada. Si por el contrario no queremos notar esos trocitos de limón, pasamos la crema por un colador o chino y será terminado esto cuando añadamos la mantequilla.
Ahora vamos con el merengue, en este caso nos sirve con un merengue Francés, fácil, muy fácil. Ponemos las claras de huevo, unas gotitas de limón y ponemos a trabajar a la batidora, cuando las claras empiezan a tomar un poco de consistencia, añadimos poco a poco el azúcar glas. Seguimos batiendo una vez terminado de añadir hasta que el merengue haga picos cuando levantamos las varillas.
Ahora el paso final, con nuestra masa quebrada previamente horneada, la rellenamos con la crema de limón. La llevamos al horno otra vez durante unos 10 minutos. Retiramos y con una espátula cubrimos con el merengue, también lo podéis hacer con una manga pastelera, por eso de que quede más bonita. Horneamos con el grill hasta obtener el color deseado y a enfriar!!!

Tartaletas de manzana

27 Jun

Estas tartaletas también las preparé cuando trabajé en el restaurante Chileno. La verdad es que cuando tenía que ponerme con el postre era para mi el momento más interesante, ya que nunca me decían que debía hacer,tenía que improvisar con lo que había en la nevera en ese momento. Uno de esos días de improvisación hice estas tartaletas, unas de manzana con canela y otras de fresa y mango con merengue, pero realmente se pueden hacer con cualquier fruta que os guste.

Tartaletas de manzana.

Masa quebrada *
Crema pastelera *
Manzanas (yo usaba las Granny Smith)
Canela en polvo
Azúcar
Guindas confitadas
Mermelada de manzana (o albaricoque)*
En unos moldes pequeñitos (aunque podéis usar un molde grande) ponemos la masa quebrada y, con un papel de aluminio cubierto por garbanzos, llevamos al horno a 200º unos 10-15 min, depende del horno.
Pelamos las manzanas y las cortamos en gajos finos. Reservamos.
Preparamos la crema pastelera y cubrimos las tartaletas con ella, dejando espacio para las manzanas.
Vamos colocando las manzanas poniendo una sobre otra y, si a los lados os queda mucho sitio, ponemos un gajito a cada lado. Espolvoreamos con canela mezclada con un poco de azúcar moreno y colocamos una guinda por encima para decorar.

* Opcional
Para el glaseado derretimos la mermelada en un cazo pequeño, la colamos con una gasa para que no pasen trozos de fruta y mezclamos con el agua (50ml de agua por cada 100ml de mermelada), calentamos sin dejar de remover. Retiramos del fuego y, cuando esté frio, pincelamos las tartaletas con este glaseado antes de espolvorear la canela y azúcar.

tartaleta manzana 1tartaleta manzana 2